Vicente Pascual, cuando la calidad no entiende de barreras

Vicente Pascual, cuando la calidad no entiende de barreras
  • El palmarés de Vicente Pascual demuestra que el talento supera todos los obstáculos. Estamos ante una historia de superación y de éxitos, la de un valenciano del que estar orgullosos.
Valencia, 21/03/2017 07:03, por Álvaro Coll
entrevistas

A continuación, os dejamos una entrevista que ha hecho Álvaro Coll en el blog yosoynoticia.es al entrenador de uno de los equipos de nuestra base, Vicente Pascual.

Si nos damos una vuelta por el colegio Dominicos de Valencia, entre los entrenadores de las categorías inferiores nos podemos encontrar a Vicente Pascual, un chico que aún no ha cumplido los veinticinco años y cuya historia y trayectoria deportiva es impresionante.

Estamos ante uno de esos currículum deportivos que deberían ser de todo menos anónimos. El deporte le ha dado mucho a Vicente, pero es recíproco.

El deporte en la sangre

Nuestro protagonista nació el verano de 1992 en Foios con una sordera bilateral profunda, lo cual le obligó a llevar audífonos hasta los ocho años. Durante esta primera etapa de su vida, con la capacidad auditiva limitada y un vocabulario de 400 palabras, ya empezó a vincularse al deporte.

Su padre y varios de sus tíos lo habían vivido desde dentro. Su tío y padrino, Javi Sanchis Pascual, llegó a jugar en Primera División con el Villarreal, por lo que llevaba el deporte en la sangre.

“Ya tenía unas referencias familiares y de ahí mi pasión por el deporte, no sólo a uno en concreto, ya que estaba abierto a hacer todos los deportes que enseñaban en la escuela. Tuve mucha suerte con Artur, mi maestro de Educación Física en el colegio Rei en Jaume de Foios”, recuerda.

Pero no sólo tiene excelentes palabras para el que considera un gran maestro de Educación Física, también las tiene para su hermana: su gran apoyo. Con ella se inició en muchos deportes.

Y es que se apuntaba a todas las extraescolares: balonmano, fútbol sala, baloncesto, tenis, pádel, natación… Practicaba hasta béisbol cuando se quedaba a comer en la escuela. Solía dominarlos y destacar en todos.

Vicente recuerda una prueba de velocidad, en los primeros años de primaria, en la que acabó primero por delante de compañeros federados. Nadie, ni él mismo, esperaba aquel rendimiento.

Éxito en la pilota valenciana

Vicente quería competir y seguir mejorando. Sus amigos le instaban a que se federara con ellos y él tenía esa ilusión, no obstante a los ocho años tuvo que operarse para poder llevar el implante coclear.

Lo necesitaba para poder ampliar su vocabulario, era lo mejor para él, aunque suponía que su sueño de jugar federado se truncaba en ese momento. Recuerda con dureza aquel verano.

Pese al cuidado que debía tener con los golpes en la cabeza y los movimientos bruscos, lejos de empeorar, su vida mejoró tanto deportiva como personalmente.

Los médicos le aconsejaron no practicar fútbol, así que con nueve años se fijó en la Pilota Valenciana. Como pilotari llegó bastante lejos, en sus primeros años alcanzó las finales tanto del Interpobles como del Trofeo El Corte Inglés.

Destacaba sobretodo en la modalidad de galotxa, donde le entrenó Ximo Gavilà, pero también en escala i corda y en frontón. Recuerda con cariño a sus compañeros Adrián Lopez y Nacho Máñez, con los que fue campeón juvenil del Interpobles y subcampeón juvenil de El Corte Inglés.

En su última etapa le llamaron para la tecnificación de Escala i Corda en la Universidad Politécnica, lo que significaba un escalón muy importante porque allí iban las jóvenes promesas.

Sufrió una adaptación difícil, pero el segundo año ganó un trofeo con el Villarreal, junto a su compañero Héctor de Borriol, en el trinquet de Alcàsser.

Un nuevo contratiempo, una lesión en el hombro, le privó de convertirse en jugador profesional. “Fui a rehabilitación durante 4 meses con mucho dolor, con los masajes y las agujas eléctricas. Pero nunca me recuperé”.

De nuevo al fútbol y llamada de la selección

Así que volvió a intentarlo en 2011 con el fútbol. Los que hoy considera grandes amigos suyos le informaron, tras ir preguntando por el deporte adaptado, de que existía la posibilidad de jugar con la Asociación de Valencia de Sordos (AVS).

Como no podía ser de otro modo, Vicente pasó a formar parte del equipo. En fútbol sala fueron terceros en el campeonato de España, y en la modalidad de fútbol 7 ganaron el campeonato de España, haciéndose ‘Paski’ -así le llaman sus compañeros- con el trofeo de mejor jugador del torneo.

.Este año fue muy importante para él, pues también aprendió el lenguaje de signos.

En 2012 llegó la gran sorpresa, la Selección Española de Sordos le citó para una pre-convocatoria y posteriormente le incluyó en la lista para ir al Mundial de Turquía. Tan solo había asistido a dos concentraciones, pero fue suficiente para ir convocado.

Ni él ni su familia se lo creían, Vicente Manuel Pascual Sánchez iba a representar a su país como jugador nacional en una cita internacional.

.Fue muy grande para mí, no asimilaba donde estaba en ese momento. He de decir que la FEDS (Federación de España de Deportes para sordos) hizo un gran esfuerzo económico por nuestra selección, para poder ir al Mundial”.

“Aún así quedamos últimos por falta de preparación. Pero nunca se me olvidará el haber participado en el Mundial como jugador nacional”, afirma.

Gracias a todo esto se pudo quitar la espina que tenía clavada: debutar en el fútbol federado. En la temporada 2012-2013 empezó a jugar a fútbol en el equipo de su pueblo, el Foios Atlètic, donde todavía jugaban amigos suyos de toda la vida. Con ellos adquirió lo que le había faltado aprender en su momento.

Esa misma temporada el Asorcas (Asociación de Sordos de Castellón), el segundo club más fuerte de España en ese momento por detrás del Huelva, le fichaba.

En este equipo lograría tres ligas de fútbol sala de la Comunidad Valenciana y un subcampeonato de fútbol 11, junto con el trofeo pichichi del torneo en Punta Umbría. Todo esto le serviría para fichar por el mismísimo Huelva (varias veces campeón de España y Europa, tanto en fútbol sala como en fútbol 11).

Una apuesta por la formación

Entre sus últimos logros podemos encontrar: haber vuelto con la selección, haber ganado la Copa de España con el Huelva tanto de fútbol sala como de fútbol 11, y haber conseguido el ascenso a primera regional con el Foios Atlètic.

Además, también ha jugado a nivel europeo con el CD Sordos Huelva, levantando el prestigioso título de la DCL (Deaf Champions League) en Ayamonte.

Actualmente ya no juega en el Foios Atlètic, ha dejado el fútbol y el Nou Almàssera ‘B’ es el equipo que le ve jugar a fútbol sala. Le quedan años en sus botas, y tendremos que seguirle la pista a este joven valenciano que ya deja su legado formando a pequeños deportistas.

patrocinadores: